¡Bienvenido a Dresde!

Un panorama, como dijo un pintor...

... que no muchas ciudades pueden mostrar. Dresden lo tiene: La famosa vista de Canaletto desde la margen derecha del Elba muestra la "silueta de la ciudad con sus nobles y venerables torres", como la describe Erich Kästner. A más tardar desde que Bernardo Bellotto, llamado Canaletto, inmortalizó esta perspectiva en óleo en 1748, Dresde se ha asegurado su reputación como la "Florencia del Elba".  

Dresde es una de las ciudades más visitadas de Alemania, no sólo por sus impresionantes edificios barrocos como la Iglesia de Nuestra Señora (Frauenkirche), el Zwinger y la Ópera Semper. Dresde es una obra maestra de la arquitectura barroca, tanto la antigua como la reconstruida. Tras la caída del muro de Berlín, se ha reconstruido un casco antiguo completamente a nuevo, que fascina a muchos visitantes. Lo que hace única a la ciudad son los tesoros artísticos, concentrados en Dresde, que fueron coleccionados durante el período barroco. La nueva ciudad al otro lado del Elba, un barrio alternativo muy animado con muchos pubs y galerías de arte, es un contraste emocionante con la ciudad antigua.


El milagro de Dresde

Un "símbolo de victoria, de reconciliación sobre la guerra y la destrucción": Con esta idea se celebró la reinauguración de la Iglesia de Nuestra Señora (la Frauenkirche) de Dresde el 30 de octubre de 2005. A los ojos de muchos visitantes, es una obra maestra de la arquitectura de nivel mundial, la iglesia protestante más importante de Alemania. Inspirado por los poderosos edificios en cúpula de Roma y Florencia, en 1726 el arquitecto George Bähr comenzó a trabajar para la nueva - y para aquel entonces monumental - Frauenkirche. Visible desde lejos, sobresalía por sobre todos los demás edificios de la ciudad. La iglesia subrayó así el orgullo y la voluntad de representación de los príncipes sajones. Durante más de 200 años, el edificio barroco deleitó a los fieles y expertos en arte... hasta que en aquella horrible noche de bombardeos el 13 de febrero de 1945 toda vida fue segada en el centro de Dresde. Donde solía encontrarse la Iglesia de Nuestra Señora, quedó un desierto gris en el que se levantaba una enorme montaña de escombros. Solo quedaban dos pilares del antiguo edificio de la iglesia: "manos orantes", como algunos cristianos los llamaban o un "monumento a la paz", como se llamaban oficialmente en tiempos de la RDA.

Apenas dos semanas después de la caída del muro de Berlín, los expertos y e interesados se reunieron apresuradamente para aprovechar el inesperado favor de la hora y planificar la reconstrucción. Se recuperaron, examinaron, midieron y catalogaron prácticamente 8.400 bloques de arenisca. Más de 3.600 de ellos eran todavía utilizables: una obra maestra de la logística. La mayoría de los costes fueron cubiertos por donaciones que llegaron de todo el mundo. La Iglesia de Nuestra Señora fue reconstruida, en el sentido más amplio, por los ciudadanos y para los ciudadanos. Y éstos fueron recompensados con la mayor riqueza: con el "milagro de Dresde".


De Dresde no sólo proviene el Stollen...

... sino también la versión original del pastel con cubierta de huevo, Eierschecke ['aiersheke']. El escritor de Dresde Erich Kästner dijo una vez: "El Eierschecke es un tipo de pastel que ha permanecido desconocido en el resto del mundo, en detrimento de la humanidad". Así que, si existe un tipo de pastel que es típico de Dresde... ¡pues ese es el Eierschecke!

Se creó en las granjas de los alrededores, donde las campesinas buscaban una repostería sabrosa para sorprender a sus familias los fines de semana después del duro trabajo o en las celebraciones familiares. Tenía que ser un pastel muy especial, que podían hornear todo el año. Las mujeres intercambiaron ideas y consejos. Así, la receta fue refinada con cada nueva horneada. No obstante, hoy en día hay muchas variaciones y ¡en muchas familias la receta se mantiene en secreto! Pero una cosa que todos los Eierschecken de Dresde tienen en común: Se componen de tres capas. El piso está hecho de masa con levadura. La capa intermedia es un budín de vainilla de requesón con mantequilla, huevo, azúcar y leche. La superior es de yema de huevo cremosa mezclada con mantequilla, azúcar y budín de vainilla, en la que se colocan claras de huevo batidas.

Pero otro componente no debe faltar jamás en una porción del Eierschecke de Dresde: una deliciosa "Scheelchen Heeßen" ['sheljen jesen', una taza de cafè en dialecto sajón], porque así el sabor de la especialidad se potencia un poco más...


Augusto el fuerte: El gran príncipe elector

Seguramente no hay ninguna otra persona que haya alcanzado tal fama en relación con Dresde. A diferencia de Federico el Grande en la vecina Prusia – quien construyera sobre todo para mantener a distancia las interminables practicas militares – Federico Augusto desarrolló desde temprana edad una sensibilidad por las bellas artes. La corte francesa fue un importante modelo para él. También cultivó un estilo de vida licencioso y suntuoso. Sobre todo, el principe Elector fue un apasionado coleccionista de tesoros artísticos. Un vistazo a la cámara del tesoro en el Castillo de Dresde, la Bóveda Verde o la pinacoteca así lo confirma. Pero el joven elector también estaba obsesionado con el poder. Con enorme despliegue y energía, disputó el camino hacia la corona polaca vacante: Augusto pagó una gran cantidad de sobornos y se convirtió secretamente al catolicismo, lo que resultó problemático, ya que Sajonia constituía una referencia obligatoria de la fe luterana. Pero el gobernante aceptó gustoso la indigna decisión para tan importante suceso: Su coronación como rey de Polonia el 15 de septiembre de 1697.

Su título "El Fuerte" no fue un accidente. En los juegos de fuerza, a Federico Augusto le encantaba demostrar su buena condición física. Su habilidad para doblar una herradura con las manos desnudas era legendaria. La caza era también una gran pasión del Elector, tanto en los bosques de Moritzburgo como en el suave piso de parquet de la corte de Dresde. La preferencia de Augusto por las formas barrocas no se limitaba solamente a la arquitectura de la residencia sajona. Se dice que numerosas damas cortesanas sucumbieron al encanto principesco. Cuenta la leyenda que un total increíble de 364 descendientes emergieron de estos amoríos.


Arte hasta donde alcanza la vista.

Lo que en el siglo XVI recibiera su sello especial y aun vigente con las colecciones universales de los electores sajones en la Cámara del Tesoro del castillo residencial y más de cien años después, a través de Augusto el Fuerte y más tarde su hijo Augusto III, es actualmente una de las asociaciones museísticas más grandes y más antiguas del mundo. Las colecciones de arte estatal de Dresde se encuentran entre los museos más importantes del mundo junto al museo Louvre de París, el Museo Metropolitano de Nueva York, los Museos Vaticanos, la Isla de los Museos de Berlín y el Hermitage de San Petersburgo. Son 14 establecimientos que resguardan alrededor de 1,5 millones de obras de arte, que van desde pinturas, gráficos y esculturas, pasando por objetos preciosos, muebles, armas, porcelana e incluyen hasta arte popular y etnografía.

Las características más destacadas son sin duda la Bóveda Nueva y la histórica Bóveda Verde, una de las cámaras de tesoros más grandes de Europa. Ambas se encuentran en el Castillo Residencial y juntas albergan más de 4.000 asombrosos tesoros hechos por artesanos en oro, plata, piedras preciosas y otros materiales preciosos. Además, la Pinacoteca de los Maestros Antiguos da la bienvenida a los visitantes del Zwinger. Las obras principales de pintores relevantes, allí coleccionadas, ya maravillaron a Johann Wolfgang von Goethe y hoy atraen a visitantes de todo el mundo. El núcleo mas importante de la colección – que comprende alrededor de 750 obras maestras – se centra en la pintura italiana del Renacimiento, con obras de pintores tan famosos como Rafael, Tiziano y Botticelli, incluyendo por supuesto la mundialmente famosa Madonna Sixtina de Rafael.

¡Esperamos contar con usted en Dresde!

Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.
Ok